Patrimonial

Quiero alquilar un inmueble como arrendador

Added by on junio 27th, 2017, filed under Patrimonial

Seguro que en alguna ocasión hemos pensado que podríamos sacarle algo a ese inmueble que tenemos deshabitado, pero nos asaltan muchas dudas a quién, cómo, cuánto…

Hemos de advertir que siempre existe el riesgo de que haya retrasos, impagos o algún desperfecto, pero para minimizar los riesgos están los expertos.

 1. A quién

Quiero alquilar un inmueble como arrendador.Evidentemente a alguien de confianza nos resultará más atractivo alquilarle, pero cuidado… Si es un amigo o familiar, ¿llegado el momento lo pondríamos delante del juez para echarle?

Por otro lado alguien que sea de otra condición cultural, social, étnica o de procedencia, no tiene porque ser un mal inquilino. Hemos de dejar nuestros prejuicios a un lado y analizar si tiene una vida económicamente estable.

Existen mecanismos jurídicos preventivos de defensa ante el impago, estos son:

  1. Avales bancarios: Raros en la práctica entre particulares por su coste. Son más comunes en empresas, pero no suelen ser baratos.
  2. Avalistas: Otras personas que responden del impago del arrendatario. Son muy comunes en contratos, lo ideal es informarse sobre la solvencia de estos.
  3. Seguros de impago: Comercializados por aseguradoras o bancos. Dejaron de tener popularidad ante el alto índice de “siniestralidad” en la crisis económica, pero todavía existen. No suelen ser baratos.

En caso de alquilarse por ejemplo a una pareja, conviene que sean los dos titulares del contrato. De ese modo, en caso de impago poder dirigir la reclamación contra ambos.

Otra opción es alquilarlo por estancias cortas. Aunque es más rentable requiere más atención, depende del tiempo que tengamos o si decidimos confiárselo a una agencia especializada en turistas. Dedicaremos un articulo a este tipo de arrendamientos más adelante.

2. Cómo

cómo alquilar un inmuebleLa forma de promocionar el inmueble deben ser los canales habituales: boca a boca, internet y carteles en la zona con especificaciones y el precio. Otra opción menos económica pero más cómoda es confiárselo a una inmobiliaria.

Absolutamente indispensable es un buen contrato. Un contrato tipo no recogerá la situación específica de ese arrendamiento. Es necesario un contrato personalizado, cuyo coste aproximado será del 20 % de una renta mensual, nos quitará muchos dolores de cabeza llegado el caso. Ideal que el contrato tenga un anexo con la descripción de los enseres y su estado por habitaciones. En algunas ocasiones, un reportaje gráfico nos podrá servir para una posible retención de la fianza por desperfectos.

Exija que quien le haga la gestión se la haga bien y completa. No basta con que le presente al inquilino y le de un contrato tipo. Es necesario un contrato a medida y la presentación de la fianza obligatoria en la administración de la Comunidad Autónoma (un mes de fianza para viviendas y dos meses para el resto de inmuebles.)

3. Cuánto

Por cuánto alquilar un inmueble

El mercado es el que rige. En inmobiliarias e internet podremos ver el precio de un inmueble similar en zona, dimensiones y estado. Siendo humilde es como más aprenderemos. Nuestro inmueble vale lo que pagan por él, no lo que se pide por él, hay que tener en cuenta que por querer 50 € más en un inmueble que renta 600, con solo perder un mes estaríamos perdiendo esos 50 € durante todo un año.

Lo antes dicho no significa que usted deba alquilar por menos de lo que vale en el mercado. La media de tiempo de alquilar de un inmueble en su precio, ronda las tres semanas.

En cuanto a la fiscalidad, actualmente las viviendas que se designan a residencia habitual con requisitos, tienen una reducción en el Irpf del 60%, el resto no. También deberemos tener en cuenta los alquileres sometidos al Iva, en el que se pagará la base imponible más el iva menos la retención de Irpf. Esta última la ingresa el arrendatario en la Agencia Tributaria mediante el modelo 111 y su resumen anual mediante el 190. Esto se contemplará para la declaración de Renta. Estos supuestos no operan si el arrendador es persona jurídica, pues realizan Impuesto de Sociedades.

Si se han realizado correctamente los pasos a seguir estaremos mejor preparados para un posible impago al que dedicaremos el siguiente capítulo. Para cualquier aclaración o presupuesto no duden en contactar con su nuevo abogado.

www.gonzalobulnes.net

What do you think?